¿Cómo le llaman a este fruto en tu País? Sabías que posee propiedades antioxidantes, desintoxicante, purificador, desinfectante, antiséptico, diurético, es rico en vitamina C, mejora la circulación, ayuda a combatir la gripe, resfriados, refuerza las defensas evitando y ayudando a combatir multitud de enfermedades.

Citrus × limon, el limonero, es un pequeño árbol frutal perenne. Su fruto es el limón o limón real fruta comestible de sabor ácido y extremadamente fragante que se usa principalmente en la alimentación. Existen muchas variedades de limones que se cultivan en todo el mundo. 
Nombres comunes
Dependiendo el país, con las costumbres y maneras de nombrar a las cosas, puede variar el nombre del limón. Entre los nombres más comunes se encuentran:
Citro, limoe, limoi, limón, limón agrio, limón agrio (fruto), limón capuchino, limoncillo, limón de carne, limón de confitar, limón de San Francisco, limonero, limones de carne, limones de figuras, limones (fruto), limones preñados, limón (fruto), limón imperial, limón ordinario, limón real. laimú o laimún limón paraguayo, limón mandarina, lima de Cantón, limón rugoso, lima rangpur, limón cravo, limón hime, mandarina ácida, limela, entre otros nombres.
flatulencias.


PROPIEDADES MEDICINALES DEL LIMON
  • El limón además tiene una enorme cantidad de propiedades curativas y preventivas de enfermedades. Las cualidades medicinales son desintoxicante, purificador, antioxidante, desinfectante, antiséptico, diurético, tonifica, germicida.
  • Se calcula que el limón ayuda a tratar y prevenir más de 200 afecciones. La lista es larga pero las que se destacan son el escorbuto, gota, artritis, diabetes, alergia, asma, anginas, estrés, pulmonía, mejora el estado de la piel, cabello y uñas, previene problemas de visión degenerativas como perdida de vista y cataratas, reduce la aparición de moretones por golpes, hemorroides, varices, estreñimientos, reumatismo, artritis, hemorragias de nariz y de encías.
  • lo que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, regula la presión arterial por lo que las personas con hipertensión se benefician con el consumo de limón, neuralgias, indigestiones, además abre el apetito, mejora la digestión y la aparición de flatulencias.
  • El limón favorece la eliminación de toxinas del cuerpo, previene el cáncer, la anemia y la osteoporosis, ayuda a bajar de peso, mejora la circulación, en enfermedades del corazón, trastornos urinarios, acné, herpes, dolores de cabeza, gripes, fiebre, gastritis, caspa, seborrea, ansiedad, depresión, desgano, caída del cabello, picaduras de insectos, diarrea, problemas de garganta, entre otros.
  • Jugo de limón: Para consumir el limón con fines medicinales se puede beber el jugo de limón 1 vez al día, pero no en ayunas, aplicarlo sobre la piel o zona afectada, realizar gárgaras. La otra opción es realizar te de limón con cascaras y luego beber la infusión tibia para poder beneficiarse con las sustancias medicinales que posee.

BENEFICIOS DEL LIMON
  • Fortalece las defensas. Es antibacteriano y antiséptico. Aparte de la vitamina C, el limón contiene vitaminas B y vitamina E y varios minerales: potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso. Consumirlo refuerza el sistema inmunológico, ya que estimula la actividad de los glóbulos blancos.
  •  Mejora la circulación. Sus ácidos cítricos ayudan a oxidar y a eliminar las grasas que obstaculizan el trabajo del corazón y también neutralizan las sustancias tóxicas de la sangre. Buen aliado para cuidar el funcionamiento de todo el sistema cardiovascular, es indicado en casos de arteriosclerosis e hipertensión arterial.
  • Combate la hipertensión. Al contener un alto nivel de potasio y muy bajo contenido de sodio, ayuda a combatir la presión arterial alta. La Asociación Americana del Corazón aconseja aderezar las comidas con limón para bajar el consumo de sal. Además de darle buen sabor, agrega su riqueza vitamínica.
  • Es buen digestivo. Es un gran estimulante del flujo de saliva y de los jugos gástricos, cualidades que hacen más fácil la digestión. Ayuda a combatir la dispepsia y el estreñimiento. Se cree que es un buen antiparasitario natural, y además de combatir la inflamación intestinal, funciona como calmante de espasmos.
  • Bálsamo hepático. Muy popular para inflamaciones del hígado y de la vesícula, dado que estimula la secreción biliar y ayuda a metabolizar rápidamente las grasas. Se cree que elimina las toxinas y que un buen método depurador del organismo es beber zumo de limón durante todo un día para desintoxicarse.
  • Contra la gripe y resfriados. ¿Quién no ha bebido un té con limón caliente para aliviar un resfriado o una gripe? Debe ser tal vez, junto a la miel, el remedio casero más usado del mundo para combatir estos males. Fortalece las defensas, depura el organismo y aporta una dosis de vitamina C, necesaria para poder sanar más rápido.
  • Contra los dolores. El cítrico perfecto para aliviar problemas reumáticos y de articulaciones. Su jugo disuelve las toxinas y los cristales que causan la gota, otorgando bienestar y alivio. Su poder alcalino lo convierte en un aliado eficaz para aliviar la ciática, lumbago y dolores en las articulaciones.
  • Cura la garganta. No sólo para la gripe y resfriados, sino para otras molestias como bronquitis, amigdalitis, o dolor intenso de garganta, la cura con zumo de limón y miel es universal. Además de agregarlo al clásico té, se pueden hacer gárgaras o buches con su jugo: produce un alivio rápido y aporta vitamina C.
  • Ayuda a adelgazar. Además del hecho de que el mayor componente nutricional del limón sea el agua con un valor calórico bajo (44Kcal/100g), Ocón asegura que el limón “contiene una cantidad importante de fibra dietética, fundamentalmente pectina, que puede ralentizar el vaciado gástrico, favoreciendo la sensación de saciedad y evitando una ingesta excesiva de otros alimentos”. La experta recomienda consumir agua de limón dentro del contexto de una dieta hipocalórica equilibrada.
  • Favorece la cicatrización de las heridas. El limón aporta una gran cantidad de vitamina C, potasio y otros minerales y vitaminas, como el calcio, el magnesio y el ácido fólico. Según Ocón, “la vitamina C posee un efecto antioxidante y es indispensable en la producción de colágeno, el cual es necesario para la reparación de tejidos pudiendo mejorar la cicatrización de las heridas cutáneas”.
  • Eficaz antiséptico. Se le reconoce también un potencial antibacteriano y cicatrizante. Se lo utiliza para desinfectar cortes, heridas y picaduras de insectos; para aliviar erupciones y combatir el acné. Es un buen remedio casero para curar llagas en la boca y neutralizar las molestias de los herpes orales.

REMEDIOS CASEROS Y NATURALES CON LIMÓN
  • Contra la gripe y la fiebre: se corta en pequeños trozos de cáscara de medio limón se hierven unos minutos en agua y finalmente filtramos y endulzamos con un poco de miel. Hay que beber dos a tres veces al día.
  • Para las anginas: en un vaso de agua se echan 10 cucharaditas de zumo de limón y se hacen gárgaras con el preparado varias veces al día. Para prevenir en especial durante los cambios de estación se recomienda una vez al día impregnar un paño de algodón en zumo de limón caliente, exprimir el excelente y aplicar en forma de compresas en el cuello. Se cubre con un paño de lana para mantener el calor repetimos la operación cuando el paño empiece a enfriarse.
  • Para la congestión nasal: se recomienda aspirar un poco de zumo de limón por la nariz para descongestionar lo que es la zona de la frente y cabeza cuando se sufre un resfriado.
  • Contra la sudoración: suele aplicarse unas gotas de limón en las axilas, ya que tiene la propiedad de neutralizar el mal olor y refrescar.
  • Para el mal aliento: el zumo de limón se coloca en un vaso de agua caliente y puede utilizarse como un efectivo dentífrico que quita el sarro de los dientes y eliminar el mal aliento, sin embargo se recomienda enjuagar muy bien la boca con agua para eliminar el ácido del cítrico ya que éste pueda dañar el esmalte de los dientes.
  • Para el insomnio por estrés: para calmar los nervios y conciliar el sueño se puede preparar una infusión con las flores del limonero, se hierve una cucharada sopera de flores en una taza de agua durante 2 minutos y se debe beber antes de ir a dormir. Otra opción es tomar antes de acostarte el zumo de limón mezclado con un par de cucharadas de miel y agua tibia.
  • Contra el dolor estomacal: se debe mezclar media taza de agua tibia con el zumo de un limón, si te resulta muy ácido puedes añadirle una cucharadita de azúcar. Se puede ingerir después de una comida fuerte o tras la sensación de malestar.
  • Para las varices: frota la zona afectada con aceite esencial de limón para aliviar las molestias o dolor por várices. Para un baño relajante puedes añadir 6 gotas de este aceite esencial en una bañera con agua tibia, si no cuentas con el aceite, puedes elaborarlo de forma casera mezclando 2 cucharadas de aceite de oliva con el zumo de un limón.
  • Contra los parásitos intestinales: machaca una cucharada de semillas de limón (con niños utiliza sólo 10 semillas) puede hervirlas en un vaso de leche y colar. Toma un vaso al día en ayunas durante 3 o 4 días.
  • Para la hinchazón de pies: disuelve un poco de zumo de limón en una crema para pies y con la mezcla realizamos el masaje de pies para relajar.
  • Para la otitis: empapar un algodón con zumo de limón y aplicar en el oído para calmar el dolor.
  • Para los dolores reumáticos o golpes: cortar un limón por la mitad y con una de las partes masajear la zona donde se siente el dolor.
  • Para las llagas o erupciones de la piel: Aplicar unas gotitas de zumo de limón fresco sobre la lesión.
PRECAUCIONES

El limón no tiene contraindicaciones importantes solo puede generar en algunas personas alergias y no es conveniente consumir mucho limón si se padece de acidez estomacal ya que acentuaría el síntoma. No provoca trastornos a mujeres embarazadas y niños. Siempre es conveniente consultar al médico antes de comenzar un tratamiento con un remedio casero.