¿Cómo le llaman a este fruto en tu País? Sabías que posee propiedades antioxidantes, diuréticas, contiene vitaminas B1, B2, B5 , C, minerales como potasio, magnesio, previene y combate enfermedades como la anemia, estreñimiento debilidad, falta de apetito ,evita calambres, etc.



 
Solanum lycopersicum, conocido comúnmente como tomate, tomatera o jitomate, es una especie de planta herbácea del genero solanum de la familia solanaceae. El cultivo de los frutos comestibles del tomate actualmente se encuentra extendido alrededor del mundo, con miles de cultivares que seleccionan una amplia variedad de especies. Los tomates cultivados varían en tamaño desde el tomate cherry o cereza que tiene entre 1 y 2 cm, hasta los tomates beefsteak que alcanzan más de 10 cm de diámetro. La variedad más ampliamente comercializada tiende a estar entre los 5 y 6 cm de diámetro. La mayoría de los cultivares producen frutos rojos, pero también existen algunos con amarillo, naranja, rosado, púrpura, verde o blanco. También se pueden encontrar frutos multicoloridos y rayados.
EL TOMATE, ¿ES UNA FRUTA? ¿UNA HORTALIZA? ¿UNA VERDURA?
La controversia llegó a la Corte Suprema de Estados Unidos. Una fruta es la parte de la planta que contiene las semillas. Por tanto, botánicamente hablando, el tomate es una fruta a pesar de que no se suela servir en el postre. La confusión viene de que en el siglo XIX esta controversia popular llegó a la Corte Suprema de Estados Unidos. En 1887, se aprobó una ley que asignaba impuestos a las hortalizas importadas, pero no a las frutas. Las compañías que importaban tomates argumentaron que estaban exentas del impuesto ya que el tomate es una fruta. Para dar rigor a su argumento, citaron diccionarios y testimonios de biólogos que evidentemente, demostraron que el tomate, al ser producto del ovario de una flor, es una fruta.
COMPOSICIÓN Y VALOR NUTRICIONAL
El tomate es un alimento con escasa cantidad de calorías. De hecho, 100 gramos de tomate aportan solamente 18 kcal. La mayor parte de su peso es agua y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono. Contiene azúcares simples que le confieren un ligero sabor dulce y algunos ácidos orgánicos que le otorgan el sabor ácido característico. El tomate es una fuente importante de ciertos minerales (como el potasio y el magnesio). De su contenido en vitaminas destacan la B1B2B5 y la C. Presenta también carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate). La vitamina C y el licopeno son antioxidantes con una función protectora del organismo humano. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C. En la tabla de la derecha se provee información sobre los principales constituyentes nutritivos del tomate.

PROPIEDADES NUTRITIVAS Y CURATIVAS
  • Su contenido en minerales y vitaminas es muy alto y, por consiguiente, beneficia la salud. Es importante observar que aún cuando se cocinan no pierden la vitamina A.
  • Además contiene vitamina C en grandes cantidades, además de las vitaminas C2, B1, B2, PP, K y E que aportan más virtudes curativas. En cuanto a minerales, el tomate contiene potasio, cloro, fósforo, azufre, sodio, hierro, zinc, cobre, entre otros.
  • El tomate previene y combate enfermedades como la anemia (al remineralizar el organismo por la gran cantidad de elementos bioquímicos que contiene), arteriosclerosis, debilidad, falta de apetito, estreñimiento (sus semillas favorecen la salida de las heces fecales) entre otros.
  • Por su contenido en licopeno, el tomate es efectivo en el tratamiento y prevención de cáncer de la próstata.
  • En algunas regiones lo reconocen como afrodisíaco. Por su contenido de potasio, es diurético y previene la hipertensión arterial y los trastornos del corazón y la circulación.

BENEFICIOS DEL TOMATE PARA LA SALUD
1. Combate el estreñimiento
El tomate es un excelente combatiente del estreñimiento, se trata de un vegetal con gran contenido en fibra y en su mayoría se compone de pocas calorías y agua.

Su alto contenido en fibra y otras bondades, convierten al tomate en un laxante suave, ayudando así a regular la función intestinal y agilizar el proceso digestivo, con esto se reduce el riesgo de contraer diversos tipos de enfermedades gastrointestinales, tales como el cáncer en el intestino grueso. Te puede interesar conocer remedios caseros para el estreñimiento.
2. Evita problemas cardíacos
Gracias a su contenido en vitaminas A, E y C, las cuales son consideradas como poderosos antioxidantes (conoce más alimentos ricos en antioxidantes) que favorecen a la actividad y al fortalecimiento del sistema inmune, el ingerir tomate se vuelve un agente depurativo y antioxidante que es preventivo contra problemas del corazón.
Los antioxidantes pueden servir como un bloqueo para los radicales libres los cuales modifican el conocido mal colesterol, mejorando así la circulación en la sangre y colaborando a disminuir de una forma notable, el riesgo de contraer alguna afección cerebrovascular y cardiovascular.
Los tomates son una gran fuente de potasio y se ha demostrado científicamente que las dietas ricas en potasio pueden disminuir y controlar la presión arterial alta y por lo tanto, disminuir así el riesgo de padecer algunas enfermedades muy comunes.
3. Evita calambres
Por su contenido tan alto en potasio, su ingesta es de ayuda en la contracción muscular correcta, pues el tomate colabora en mantener el cuerpo hidratado y de esta manera evitar la presencia de calambres o distintos dolores ocasionados por la deficiencia de este importante nutriente. Aquí puedes conocer remedios caseros para los calambres.
4. Efecto sobre la Diabetes
Son una fuerte fuente de un mineral llamado cromo. Se ha demostrado con estudios científicos, que el cromo sirve como ayuda para los pacientes con diabetes (saber sobre la enfermedad diabetes mellitus), esto es porque logra mantener sus niveles de azúcar en sangre de forma controlada. Ingerir una taza de tomate brinda 7,5 por ciento del valor que se recomienda diariamente de cromo.
El jugo de tomate ofrece también espectaculares beneficios a los pacientes que tiene diabetes tipo 2 que poseen un riesgo más grande de contraer una enfermedad cardiovascular.
5. Retrasa el envejecimiento
Por su fuerte aporte de antioxidantes, que son eficaces para distintos malestares y afecciones tales como muchos tipos de cáncer como de próstata y de pulmón. Esta benéfica propiedad se puede obtener también de su salsa o zumo.
El tomate crudo ayuda a limpiar los órganos y la piel para mantener el cuerpo radiante y rejuvenecido.
6. Efecto sobre la salud de los huesos
Son una buena fuente de muchas vitaminas, principalmente de vitamina K (conocer sobre esta vitamina), la cual contribuye a la salud de los huesos por medio de activar la llamada osteocalcina, pues la falta de colágeno, una importante proteína en los huesos, muy necesaria para el calcio se unen al centro de los huesos dándoles una mayor resistencia.
7. Mejoran la salud de tus ojos
Se pueden obtener también beneficios fabulosos para la salud de la visión, por medio de la inclusión de más alimentos que tengan color rojo en tu plato.
Uno de los nutrientes hallados en los tomates, la vitamina A, es esencial para la mejora de la visión y también para evitar la ceguera nocturna. Según recientes estudios científicos, los tomates reducen también el riesgo de que se sufra una degeneración macular, la cual es una condición muy grave e irreversible en los ojos.
8. Efecto sobre las células del cáncer
El antioxidante tan poderoso que tienen los tomates conocido como licopeno, se le ha encontrado un efecto de protección contra varios tipos de cáncer, sobre todo funciona contra el cáncer de próstata, cáncer de útero y cuello uterinocáncer de mamacáncer de estómagocáncer oral, cáncer de faringe, cáncer de esófago y cáncer de recto. El licopeno puede ser de ayuda para prevenir dichas afecciones.
9.Impacto en la piel
El jugo de tomate es reconocido como un remedio y esto es gracias a que su consumo regular es garantía de la protección contra el eritema, la cual es una afección en la piel que se caracteriza porque se presentan erupciones cutáneas o enrojecimiento y es ocasionada por las radiaciones de los rayos ultravioleta.
Se le ha atribuido a la aplicación del tomate directa en la piel, una acción y función astringente, que va a disminuir la grasa y por eso se utiliza con frecuencia para tratar casos de acné, aunque en ciertas personas puede desencadenar reacciones alérgicas pero sólo si se tiene una piel muy sensible. Te puede interesar conocer consejos para cuidar tu piel.
10. Propiedades diuréticasPor su contenido alto en potasio y muy escaso en sodio, es considerado un alimento diurético y con efecto beneficioso para eliminar toxinas del organismo. Por esto es considerado de gran utilidad para su uso en personas que sufren distintas afecciones tales como retención de líquidos, hiperuricemia, hipertensión y gota (conoce remedios caseros para la gota).


REMEDIOS CASEROS Y POPULARES
  • Para el acné.  Cortar en rodajas un tomate y pasar éstas sobre el rostro y dejar actuar durante media hora. Después, enjuagar con agua fresca.
  • Para estimular el apetito. Mezclar tomate y ajo, cortado a trozos pequeños y aliñados con un poco de aceite y aceitunas negras bien maduras. Consumirlo en forma de ensalada.
  • Picaduras de insectos.  Frotar la parte afectada por la picadura con hojas de tomatera trituradas. Igualmente, resulta conveniente colgar algunas hojas de tomatera en las habitaciones para ahuyentar a los mosquitos y las avispas, ya que éstos se incomodan con dicho olor.
  • Úlceras de la piel. Pelar un tomate bien maduro, aprovechando sólo las partes rojas y despojándolo de todo lo verde, blanco y duro que tenga. Aplastarlo y mezclarlo con buen aceite de oliva hasta convertirlo en cataplasma. Colocarla templada sobre la úlcera para cubrirla seguidamente con un paño de lana. A lo largo del día se cambiará varias veces y se limpiará con un algodón empapado en aceite, sin lavarla. Si no tiene tomate fresco se puede utilizar el de conserva en lata o, aún mejor, el de conserva en botella.
  • Hemorroides. Cortar un tomate maduro y pequeño por la mitad (previamente enfriado en la nevera) y colocarlo en el esfínter anal.
  • Retención de líquidos. Lavar un tomate grande y maduro y cortar en rebanadas. Colocar en una batidora junto con un vaso de agua. Batir por unos instantes. Tomar este jugo a diario, ya que se considera al tomate un diurético natural.
  • Para aliviar las alergias. Mezclar jugo de tomate y zanahoria y tomar 1 vez al día por las mañanas.  
  • Inflamación de los ojos.  Aplicar rebanadas de tomate fresco y maduro directamente sobre los párpados.
  • Para la resaca. Tomar un vaso de jugo de tomate para aliviar los síntomas de la resaca o cruda.
  • Quemaduras solares. Mezclar una pizca de bicarbonato y 2 cucharaditas de jugo de tomate fría y aplicar sobre el área afectada.

LA MEJOR FORMA DE CONSUMIRLO
  • Es recomendable que de preferencia se consuma en crudo, para que de esta manera siga conservando todas sus propiedades, una deliciosa manera es en ensaladas.
  • Si se va a consumir cocido, es mejor asarlo ya que de esta forma no se destruyen tantos nutrientes como cuando se expone por demasiado tiempo al calor.
  • La porción indicada para que puedan hacer efecto los mencionados beneficios, es ingerir 1 tomate grande al día o dos tomates medianos.
  • Al utilizarlo para preparar alguna sopa o un puré, es importante tratar de no colarlo, porque si se cuela se estaría retirando la fibra en la cual se encuentra la mayor parte de sus bondades.
  • En caso de que se presentan problemas de gastritiscolitis o acidez estomacal, tener su ingesta más controlada.
contraindicaciones
  • El tomate es uno de los alimentos desaconsejados, sin embargo, cuando se sufre de llagas o aftas en la boca, debido a su acidez. Por ejemplo, muchas personas que siguen tratamientos de quimioterapia sufren como efecto secundario mucositis, una alteración de la mucosa de la boca que produce inflamación y llagas, cuyo dolor se acentúa con los alimentos ácidos como el tomate.
  • En caso de que se presentan problemas de gastritis, colitis o acidez estomacal, tener su ingesta más controlada.
  • Por su contenido en potasio, la ingesta de tomate está también contraindicada en aquellas personas que deban restringir el consumo de este mineral, como es el caso de los enfermos con patología renal (insuficiencia renal aguda o crónica), daños graves en tejidos, déficit de insulina o acidosis metabólica.