¿Cómo le llaman a este fruto en tu País? Sabías que posee propiedades antioxidantes, antiinflamatorio, vermífugo, además contiene vitaminas B, C, A, D, minerales como calcio, potasio, sodio, y fibra, mejora las digestiones pesadas, combate el estreñimiento, regulan el sistema nervioso, fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel, el cabello, etc.

Carica papaya, es una especie de planta arbustiva del genero carica de la familia caricaceae, su fruto se conoce comúnmente como papaya, papayón, olocoton, papayo, lechosa, fruta bomba, melón papaya, melón de árbol, mamon, etc. Los frutos poseen una textura suave y una forma oblonga, y pueden ser de color verde, amarillo, naranja o rosa. Pudiendo pesar hasta 9 kg, en la mayoría de los casos no suelen pesar más de 500 o 600 g, especialmente en una variedad de cultivo de plantas enanas, muy productivas .

Es uno de los frutos más importantes y de mayor consumo. Muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor. Ideal para regímenes, por contener vitaminas B1, B2 y Niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre, silicio, sodio y potasio. Por otra parte tiene bajo valor calórico, cerca de 40 calorías por cada 100 gramos de fruta. El contenido de fibra mejora la digestión. Tiene propiedades astringentes.Asimismo, su cáscara contiene una sustancia, la papaína, que tiene múltiples usos. La papaya también es un fuente de licopeno, conteniendo unas 1800 μg cada 100 g.
Información nutricional de la papaya
Es una fruta destacada por contener una gran cantidad de vitaminas (entre las que encontramos vitaminas del grupo B, C, A y D), minerales (como el calcio, el potasio o el sodio), y fibra dietética.
No en vano la papaya es considerada como una de las frutas más ricas en antioxidantes, dado que sólo la mitad de la fruta proporciona unos 38 miligramos de carotenoides, que es capaz de protegernos contra el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

PROPIEDADES CURATIVAS DE LA PAPAYA
  • Destaca su contenido de enzimas proteolíticas como la papaína. Además, contiene glúcidos, proteínas, ácidos orgánicos, vitaminas y sales minerales. Estas enzimas proteolíticas degradan rápidamente las proteínas, facilitando sensiblemente su digestión. Por este motivo, se utiliza para mejorar las digestiones pesadas, lentas y con formación de gases, cuando existe una deficiencia de secreciones gastroduodenales, o simplemente cuando se ha comido en exceso.
  • Por su efecto vermífugo es un remedio útil para eliminar los parásitos intestinales. Asimismo, recientemente se han hecho estudios que demuestran su actividad inmunoestimulante, de gran interés para estimular las defensas naturales del organismo.
  • Aplicado externamente, su acción antiinflamatoria junto a su actividad proteolítica lo convierten en un remedio capaz de fraccionar las fibras de colágeno de la celulitis localizada, permitiendo reducirlas. También funciona para acelerar la cicatrización de heridas y lesiones cutáneas.
  • Por otro lado, la papaína se utiliza en la técnica denominada quimonucleolisis, eficaz en el tratamiento de las hernias discales, que consiste en inyectar papaína en el núcleo de los discos intervertebrales lesionados.
  • Tradicionalmente las hojas se han utilizado para combatir la malaria. El látex de las hojas se emplea para eliminar verrugas y en el tratamiento de la psoriasis.

BENEFICIOS DE COMER PAPAYAS
1. Una aliada para la digestión
La papaya es un aliado maravilloso para mantener un sistema digestivo funcionando en óptimas condiciones, debido a la enzima llamada papaína que se encuentra presente en la fruta. De acuerdo con el Centro médico de la Universidad de Pittsburgh la papaína puede ser especialmente útil para las personas que no producen suficientes enzimas pancreáticas, lo que provoca los síntomas de indigestión, tales como gases, distensión abdominal y flatulencia.
2. Combate el estreñimiento
El consumo de papaya en forma de fruta fresca, jugos, batidos o como parte de una ensalada, estimula el movimiento o motilidad intestinal (combate el estreñimiento) por su alto contenido de fibra y propiedades de la papaína. La Organización mundial de la Salud recomienda tomar 30 gramos de fibra al día para tener un buen tránsito intestinal, evitar problemas de estreñimiento y prevenir complicaciones digestivas.
3. Elimina parásitos intestinales
Una investigación reciente de un grupo de estudiantes de la Universidad de Karachi, India descubrió que la semilla de papaya contiene altos niveles de enzimas proteolíticas y un alcaloide llamado carpaine que ha demostrado ser muy eficaz para acabar con los gusanos de los parásitos intestinales y las amebas.
4. Alto contenido de vitamina C
La papaya posee alrededor de 80 mg de vitamina C por cada 100 gramos, lo cual equivale a la cantidad que puede aportarnos una naranja de más de 150 gramos. Las dosis recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la vitamina C se sitúa en 90 miligramos diarios para hombres y 75 miligramos para mujeres.
5. Mejora nuestra piel
La papaya es una gran fuente de antioxidantes, vitamina C y E, y beta-caroteno. Los altos niveles de estos nutrientes pueden ayudarnos a proteger nuestra piel contra los radicales libres, moléculas que provocan oxidación, daño celular y envejecimiento muscular.
6. Es buena para tus ojos
La papaya contiene carotenoides de luteína (absorbe los rayos ultravioletas del sol evitando que estos hagan daño a la retina) y de zeaxantina (protege las sustancias grasas en el interior de los ojos de los daños causados por los radicales libres) que nos pueden proteger contra el desarrollo de cataratas, glaucoma y otras enfermedades oculares crónicas.
7. Fuente de ácido fólico
La papaya es una buena fuente de ácido fólico que ayuda a controlar nuestros niveles de homocisteína en la sangre. Investigadores de la Universidad de Washington relacionan la deficiencia de ácido fólico con una amplia variedad de enfermedades cardiovasculares, como la arterioesclerosis, bloqueo de las arterias, ataques cardiacos, derrame cerebral y defectos cardiacos congénitos.
8. Mejora el flujo sanguíneo
Los altos niveles de vitamina C y de vitamina E, junto con los antioxidantes como el beta-caroteno y el licopeno de la papaya pueden ayudarnos a reducir la oxidación del colesterol en nuestras arterias. La recomendación internacional que da la Organización Mundial de la Salud (OMS), es no superar los 300 mg diarios de colesterol en la dieta e ingerir frutas y verduras.
9. Baja en calorías
La papaya suele incluirse en las dietas para adelgazar ya que 100 gramos de esta fruta aportan sólo 30 calorías. De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) el alto contenido de papaína agiliza el tránsito intestinal y ayuda a lograr una correcta asimilación de lo que se consume.
10. Papaya cicatrizante
La papaya es ideal para tratar inflamaciones, supuraciones de pus, callos, verrugas, granos y otras enfermedades cutáneas. En Centroamérica, en los lugares donde no se encuentran hospitales ni farmacias, las hojas de la papaya se aplican en forma de compresas sobre las heridas infectadas para ayudar a que se limpie y cicatrice la piel.


REMEDIOS CASEROS NATURALES
  • Para combatir las lombrices (áscaris, oxiuros, anquilostomas, tenias). Tomar un puñado de semillas disecadas y molidas de papaya y colocar en una taza de agua que esté hirviendo Dejar refrescar y tomar 1 taza en ayunas.
  • Remedio con papaya para la gastritis. Comer después de cada comida una rebanada de papaya.
  • Remedio con papaya para el acné. Colocar 10 gramos de pulpa de mango, 10 de cáscara de papaya  y 1 cuchara de miel de abejas en un recipiente. Mezclar todos los ingredientes hasta lograr una pasta compacta y poner sobre el rostro por 20 minutos.  Pasado ese tiempo, retirar con agua fresca.  Aplicar una vez semanalmente.
  • Estreñimiento. Verter dos cucharadas de salvado en un vaso de zumo de papaya. Tomar todos los días.
  • Para las picaduras de insecto. Aplicar el látex del jugo verde o del tallo sobre la zona afectada. Es importante observar que, en corto tiempo, desaparecen el dolor y la inflamación debido al efecto de la papaína.
  • Piel escamosa. Aplicar mascarilla de papaya verde íntimamente mezclada con aceite de soya y melaza.  Dejar puesta por 15 minutos y luego retirar con agua fresca.
  • Remedio con papaya para el dolor de oídos. Machacar hojas o pedazos de papaya verde con dos dientes de ajo y añadirlos a medio litro de aceite de soya o girasol, colar aplicar gotas al oído afectado tres veces al día hasta que el mal desaparezca. Alternativamente se pueden tomar tres cucharadas diarias de maceración de una papaya verde y cuatro hojas en trozos pequeños en dos tazas de alcohol potable al 20 % dejados en maceración durante 10 días.
  • Para estimular la secreción de leche materna. Cortar una papaya verde en trocitos y mezclar con dos tazas de vinagre de sidra y una taza de agua hirviendo. Dejar hervir el sistema tapado durante media hora adicional. Se deja enfriar y se cuela. Se toma una cucharada 5 veces al día o más si es necesario. Se puede reemplazar por una taza diaria de pulpa papaya pintona.
  • Asma, la tos de origen pulmonar y la tuberculosis pulmonar. toma cada hora una cucharada de infusión de flores de papayo (dos puñados) en agua hirviendo, endulzada con miel de abejas.
  • Remedio con papaya para las heridas y quemaduras solares. Aplicar emplasto de papaya madura, el cual se debe cambiar cada seis horas.  Igualmente, resulta eficaz aplicar emplasto de hojas de papaya, debidamente lavadas, cambiándolo cada seis horas.
  • Hematuria por nefritisTomar tres veces al día infusión o cocimiento de raíces de papayo gruesas o viejas molidas.