¿Cómo le llaman a este fruto en tu País? Sabías que es un antioxidante y afrodisíaco natural, combate,la anemia ferropénica, arteriosclerosis, la hipertensión, exceso de ácido úrico, los parásitos intestinales, reduce niveles de estrés aliada para mantener la piel joven, etc.


El granado (Punica granatum) es un pequeño árbol frutal caducifolio de la familia Lythraceae, y cuyo fruto es la granadaconsiderado en la antigüedad como el fruto de la fertilidad, la granada es muy valorada por sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, consumida tanto en postres como en zumos o jugos, es una buena alternativa para incluirla y tenerla presente en nuestra dieta cotidiana.
Nombre común de la granada
Conocida en varios continentes como la fruta de la fertilidad, la granada posee distintos nombres, así tenemos el milgrano, magrana, minglana, balaustra, o Manglano etc.
Valor nutricional
Además de su peculiar sabor entre dulce y ácido sino, contiene numerosas vitaminas: A, B1, B2, B3, B9 o ácido fólico (una granada contiene la dosis diaria recomendada), vitamina C y vitamina E, algunos minerales como el calcio y el magnesio (fundamentales para la salud de los huesos y el sistema nervioso), zinc, silicio, cobre, hierro y, sobre todo, es muy rica en potasio.

Beneficios de la granada para la salud
1. Repleta de antioxidantes
La granada posee tres veces más antioxidantes que el té verde, o el vino tinto de reserva, según una investigación del instituto de tecnología Technion en Israel. Para Michael Aviram, autor del estudio, "el jugo de granada es una de las sustancias más potentes conocidas para eliminar los radicales libres. Debería tomarse por razones preventivas porque el estilo de vida del mundo occidentalizado nos expone al exceso de estrés oxidativo".
2. Aliada contra el colesterol
Tomar un vaso de jugo de granada al día, sería suficiente para reducir el riesgo de arteriosclerosis, es decir, la formación de los depósitos de colesterol, de acuerdo con investigadores del instituto de tecnología Technion en Israel. “Los concentrados de jugo de granada pueden retardar la oxidación del colesterol, y además, disminuye los niveles de colesterol sin causar efectos secundarios no deseados ", refiere Michael Aviram, autor del estudio
3. Amiga del corazón
El alto contenido en antioxidantes y polifenoles de la granada la hacen una gran aliada de la salud cardíaca, ya que mejora el flujo de sangre al corazón y ayuda a eliminar el colesterol malo del cuerpo. La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. refiere que se usa para afecciones del corazón y los vasos sanguíneos, que incluyen la presión arterial alta, el ataque al corazón, la arteriosclerosis y el colesterol alto.
4.Poderosa contra el cáncer
La ingesta regular de jugo de granada podría inhibir el crecimiento y desarrollo de células cancerosas. Según un estudio de la Universidad de Madison, en EE.UU. desacelerar el crecimiento del cáncer de próstata al reducir la tasa de crecimiento de la PSA (proteína que indica la presencia del cáncer de próstata), mientras que la Universidad de California halló que bloquea la aromatasa, enzima que juega un rol clave en el cáncer de mama.
5. Frena el Alzheimer
Un compuesto natural que se encuentra en la granada, la punicalagina (antioxidante natural), inhibe la inflamación en las células cerebrales que conduce a la destrucción de las células que hacen que la condición de los enfermos de Alzheimer empeore progresivamente y ofrecería protección frente al estrés oxidativo que causa los depósitos de la proteína beta amiloide, según un estudio de la Universidad de Huddersfield, en Reino Unido.
6.Un afrodisíaco natural
Beber un vaso de jugo de granada al día aumenta hasta en un 30% la cantidad de testosterona, la hormona que regula el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres y su efecto podría compararse al que se consigue con el Viagra, según un estudio de la Universidad Queen Margaret de Edimburgo, Escocia. El bajo nivel de testosterona es una de las principales causas de la falta de deseo sexual.
7. Para una piel saludable
La granada es una gran aliada cuando de mantener la piel joven y luminosa se trata, pues ayuda en la regeneración celular ayudando a proteger la capa exterior de la piel reparándola y cicatrizando las heridas. Según un estudio de la Universidad A&M de Texas, EE.UU., la granada tiene un efecto reparador en la piel en casos de afecciones por el sol y su jugo ayuda a prolongar la vida de los fibroblastos, las células encargadas de la elasticidad.
8. Reduce niveles de estrés
Beber jugo de granada regularmente ayudaría a combatir los niveles de estrés, según un estudio de la Universidad de Queen Margaret, Edimburgo, toda vez que reduce la producción de cortisol, considerada la hormona del estrés pues el organismo la fábrica ante situaciones de emergencia para ayudarnos a enfrentarnos a los problemas. Reducir el cortisol es un paso fundamental para combatir el estrés.
9. Para perder peso
El jugo y las semillas de la granada son excelentes herramientas para perder peso. Un estudio de la Universidad de Queen Margaret, Edimburgo halló que comerla por 30 días es suficiente para disminuir las células de grasa del estómago. Su alto nivel de polifeno y antioxidantes ayudan a acelerar el metabolismo, además, ayuda a redistribuir la grasa alrededor del cuerpo, eliminando su acumulación en abdomen.

Usos internos de la granada
  • Para aprovechar las excelentes propiedades de la granada, se debe consumir fresca. Comer las semillas frescas, cuando están jugosas.
  • También se puede tomarlo como jugo. Esto es porque la cáscara, que no se come, contiene la mayor cantidad de antioxidantes, y son liberados en abundancia cuando la fruta se exprime para sacar el jugo.
  • Para combatir las amebas y otros parásitos intestinales se debe macerar la granada acompañada de otras plantas. Se rallan corteza de la simarruba, caucásia y la granada hasta completar 8 cucharadas soperas; después se deja macerando en un litro de vino. La mezcla se toma en una taza luego del almuerzo y otra luego de la comida, esta operación se debe realizar durante cuatro días.
  • Para combatir la diarrea es recomendable tomar una granada y partirla en cuatro, adicionarle tres ramas de verdolaga blanca y tres de hierbabuena; hervirlas bien, dejar enfriar la mezcla y distribuir en seis tazas para consumirlas durante el día.
  • La granada también es usada a nivel ginecológico para tratar trastornos del flujo vaginal, como la menorragia. Un tratamiento adecuado para combatirla es cocinar media cucharada sopera rallada de corteza de granada en un litro de agua y repartirla para cuatro dosis al día.
Usos externos de la granada
  • En el caso de úlceras de difícil cicatrización, aftas, flujo vaginal, y encías sangrantes, se emplea la corteza o cáscara que cubre el fruto a manera de decocción por vía externa, gracias a sus cualidades astringentes.
  • Para combatir los pólipos (protuberancias o tumoraciones alrededor de las mucosas del organismo) se debe aplicar unas gotas de zumo de granada en las fosas nasales. Este tratamiento también se puede complementar tomando regularmente el jugo de la granada con miel de abejas.
Precauciones en el consumo
  • Su consumo excesivo puede ser tóxico. Entre los síntomas que se podrán presentar están la visión doble, mareos, parálisis temporal y vómitos. No es recomendable por ningún motivo su empleo en mujeres embarazadas o pacientes con enfermedades crónicas.
  • Evítese en personas que tienen alguna alergia conocida o hipersensibilidad a la granada.