BENEFICIOS DEL AGUACATE O PALTA PARA LA SALUD

El aguacate o palta es una fruta deliciosa , de sabor delicado y de fácil consumo, rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales; aliadas de nuestra salud. Teniendo en cuenta dichas propiedades nutritivas, es muy recomendable para todos los segmentos de la población: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores.

Por su aporte de antioxidantes y grasas de tipo monoinsaturado, se recomienda su consumo especialmente, a quienes tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Las grasas monoinsaturadas tienen la propiedad de reducir las tasas de colesterol total en sangre, a expensas del denominado "colesterol malo", el LDL, al tiempo que incrementan los niveles de HDL, "el colesterol bueno", que en nuestro cuerpo se encarga de transportar por la sangre el colesterol desde las células al hígado, evitando que se acumule en las paredes de los vasos sanguíneos.
La palta (conocida en algunos países como aguacate) es un fruto verdoso que tiene en su centro una semilla de gran tamaño, que suele medir más de cinco centímetros de largo.
¿Fruta o vegetal?
El aguacate o palta se considera una fruta y no un vegetal. Es muy nutritivo y según Natural Standard, contiene un 60% más de potasio que las bananas. Pero éste no es el único beneficio que tiene.
Grasas buenas, grasas malas
Históricamente eran mal vistos por los nutricionistas por sus altas calorías (417 cada uno) y su alto contenido graso, superior al resto de los vegetales. Pero son grasas monoinsaturadas, beneficiosas para el organismo si se consumen con moderación.
BENEFICIOS DELA AGUACATE O PALTA PARA LA SALUD
Las propiedades maravillosas del aguacate o palta son infinitas y seguramente ya lo sabes. Ayuda al cuerpo a absorber los nutrientes presentes en otros alimentos fácilmente. La fruta contiene fósforo, vitamina A, calcio, hierro, vitamina B6, proteínas, cobre, vitamina C, vitamina E, vitamina K, ácido fólico, fibra dietética y potasio. Los beneficios del aguacate no se limitan a la piel y el cabello. Tiene maravillosas propiedades para la salud también. Los beneficios para la salud de aguacate incluyen los siguientes:
1. Alivio contra la artritis
Pruebas en humanos realizadas en la Universidad de Massachusetts demostraron que una mezcla de aceites de soja y avocado estimula la producción de colágeno y alivia la artritis, ya que se regenera el tejido conectivo y reduce la inflamación.
2. Reduce el colesterol
Natural Standard ratifica la eficacia del aguacate contra el colesterol: tres estudios demostraron que comer entre media y una palta y media al día durante 2 a 4 semanas pueden ayudar a bajar los índices.
3. Reduce riesgo cardíaco y de ACV
Un estudio publicado en el Journal de Nutrición realizado a 17,000 adultos determinó que comer una palta a diario reduce el diámetro de la cintura, y el riesgo de enfermedades cardíacas, ACV y diabetes tipo 2.

4. Mejora la vista
El aguacate contiene alto contenido de fibra y luteína carotenoide que protege los ojos contra las cataratas, enfermedades oculares relacionadas con la edad como la degeneración macular, y problemas de visión. Su consumo también mejora la visión.
Hasta el momento, la zanahoria era el alimento natural más popular que beneficiaba a la vista, pero no es el único. La luteína que contiene el aguacate es un carotenoide que funciona como un gran antioxidante y ayuda a evitar algunas enfermedades relacionadas con los ojos, como la pérdida de visión a causa de la edad. El Omega 3 es otro de los componentes que ayuda a mantener la humedad natural de nuestros ojos.

5. Para el crecimiento del cabello y evitar la caida
En la antigüedad, se utilizaba el aguacate para regular el crecimiento del cabello y evitar la caída del mismo. El aceite de aguacate es absorbido por los folículos del cabello y hace que nuestro pelo luzca brillante y suave, gracias a los ácidos grasos y las vitaminas Omega 3, que mantendrán hidratado el cuero cabelludo.
¿Cómo realizar mascarilla capilar elaborada a base de aguacate? Es muy sencillo, Solamente tienes que mezclar una pieza de aguacate, ayudadas por un tenedor, y añadir una cucharadita de miel y aceite de oliva. A continuación, utilizar una batidora hasta conseguir que no queden grumos. Una vez aplicada nuestra mascarilla natural casera en el cabello, recogerlo con una pinza y envolverlo con una bolsa de plástico. Dejarlo actuar durante 15 o 20 minutos y ¡listo!
6. Aliado perfecto para cuidar nuestra piel
A diferencia de otras frutas, el aguacate contiene Omega 9, que nos ayudará a reparar la piel dañada y a reducir el enrojecimiento y la irritación. Además, gracias a las grasas monoinsaturadas lograremos hidratar nuestra piel, dejándola suave y tonificada.
Otra de las propiedades que más nos van a gustar del aguacate es que también ayuda a proteger la piel de los signos del envejecimiento, debido a sus propiedades antioxidantes y a su alto contenido de vitamina E, que protege contra el fotoenvejecimiento de la exposición solar, y la vitamina C, que ayuda a nuestro cuerpo a producir elastina y colágeno para mantener la elasticidad de nuestra piel. Hidrata, suaviza, previene el envejecimiento, repara y nutre nuestra piel.
7. Afrodisíaco, antidiarreico y más
La medicina “casera” utiliza las semillas, hojas y corteza del avocado, a las que se les atribuye poder afrodisíaco, capacidad de aliviar la disentería, calmar diarreas y promover el crecimiento del cabello.
¿Qué preparar con aguacate?
Este alimento es tan delicioso y versátil que se puede consumir solo, en ensalada, wraps, como sustituto de la mayonesa y hasta en batidos. Y no puede faltar el plato estrella: el guacamole, para disfrutar con tortillas.
Cuidado, alergias
Las personas con alergia a las castañas, las bananas y el látex deben controlar su consumo porque también pueden tener sensibilidad con los paltos.
Lo mismo ocurre con quienes toman el anticoagulantes como Warfarina. si usted sigue un tratamiento con anticoagulante, ingerir aguacate como alimento o como medicamento puede reducir su efecto.
Diabéticos, cuidado
En pacientes diabéticos, el efecto de este azúcar en la glucosa tiene que ser vigilado. También puede llegar a interferir con la medicación específica para la diabetes, por eso en estos casos, su consumo debe estar supervisado por un médico.