ALCACHOFA COMO DIETA DE ADELGAZAMIENTO Y SUS BENEFICIOS PARA LA SALUD.



La alcachofa también conocida como alcaucil es una planta conocida científicamente con el nombre de Cynara scolymus, perteneciente a la familia de las Compuestas, y cuyo nombre vulgar real es alcachofera. Se caracteriza por ser una planta perenne que puede alcanzar los dos metros de altura. Sus flores son de color azulado.

La alcachofa, es una planta cultivada en muchos lugares del mundo, especialmente en el mediterráneo, que además de ser rico y sano alimento, está repleto de buenas propiedades para la salud, aporta muchos minerales, vitaminas y antioxidantes. También contiene una buena cantidad de fibras, hidratos de carbono y proteínas.

La alcachofa ha sido de siempre un alimento muy apreciado. Se sabe que los griegos y los romanos ya la consumían. Durante la Edad Media se introdujo en Inglaterra de la mano del rey Enrique VII, cruzando posteriormente el Canal y convirtiendo a Catalina de Médici en una de sus más fervientes consumidoras. La alcachofa era consideraba, debido a su alto precio, una comida de ricos.

PROPIEDADES DE LA ALCACHOFA
La alcachofa tiene las siguientes propiedades:
  • Depurativas.
  • Diuréticas.
  • Antioxidantes.
  • Antimicrobianas.
  • Hepatoprotectoras.
  • Antifúngicas.
  • Anticoleréticas.

BENEFICIOS DE LA ALCACHOFA PARA LA SALUD
Es de ayuda para el tratamiento de enfermedades como la anemia, la diabetes, la gota, el reuma.
1. ALCACHOFA PARA REDUCIR EL COLESTEROL
Ayuda a combatir el exceso de los triglicéridos, reduce el colesterol malo LDL y aumenta el bueno HDL. Al contribuir en la reducción del nivel de colesterol en la sangre, mejora los problemas de presión arterial y previene las arteriosclerosis.
Disminuye el dolor abdominal, con las distensiones que podemos haber sufrido y también alivia la acidez.
2. ALCACHOFA PARA EL ESTREÑIMIENTO
Estimula la musculatura intestinal aumentando el tránsito, lo cual previene el estreñimiento, la alcachofa previene además de ciertos tipos de cáncer, como la aparición de cáncer de colon y el de mama.
3. ALCACHOFA PARA LA DIABETES
La alcachofa es muy recomendada para personas con diabetes contiene un polisacárido denominado inulina que ayuda a disminuir los niveles de azúcar de la sangre. La fibra inulina regula la absorción de los carbohidratos durante la digestión, reduciendo así el índice glucémico de los alimentos. Las personas con diabetes deben combinar el arroz integral o las legumbres con alcachofa para mejorar el control del azúcar.
4. ALCACHOFA PARA LA PREVENCIÓN DE CANCER
Con respecto a la prevención del cáncer hay que destacar que la inulina posee propiedades bifidogenicas, es decir que al igual que el yogur, estimula el increm entando bacterias beneficiosas en el intestino y reduce el nivel de bacterias patógenas.
5. LA ALCACHOFA PARA LA RETENCION DE LIQUIDOS
La alcachofa es un alimento muy diurético, es decir con sustancias capaces de favorecer la eliminación de líquidos del organismo.
Su riqueza en ácidos junto con su contenido en cinarina y minerales convierten a este alimento en uno de los principales recursos para aumentar la orina.
Esta propiedad puede ser utilizada en numerosas situaciones en que resulta conveniente incrementar la diuresis: retención de líquidos, reumatismo hipertensión, piedras en los riñones, ácido úrico etc.
6. ALCACHOFA PARA COMBATIR LA ANEMIA
se cocina una alcachofa y cuando se obtenga un líquido se agrega un puñado de avena, mezclando hasta formar una pasta cremosa. Cada día se debe comer un plato de esta crema para combatir la anemia.

7. LA ALCACHOFA POSEE VITAMINAS Y MINERALES
Nos proporciona vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, hierro, hidratos de carbono, así como proteínas y glúcidos que se transforman en azúcar, o lo que es lo mismo, en energía.
Contiene hierro cuya deficiencia es responsable de la anemia.
Ácido fólico es otra vitamina destacada de la alcachofa, cuyas necesidades se encuentran aumentadas durante el embarazo.
La alcachofa es rica en magnesio, un tranquilizante natural que favorece el bienestar y la relajación, los deportistas pueden comer este vegetal para recuperarse después del ejercicio.

ALCACHOFA PARA ADELGAZAR

Es muy adecuado debido a que posee pocas calorías y un porcentaje muy elevado en fibras. Produce una gran saciedad y evita tener que ingerir otros alimentos mucho más calóricos, mucho menos recomendables para personas que desean perder peso.
Tomar alcachofa es un complemento ideal para perder peso. Siempre que llevemos de una dieta baja en grasas y azúcares, este vegetal nos permitirá, sin lugar a dudas, hacer mejor las digestiones, depurar, drenar y evitar retenciones de líquidos gracias a la cinarina, que además estimula la producción de bilis. Es realmente sana y muy recomendable cuando necesitamos perder peso.
MODOS DE PREPARAR LA ALCACHOFA PARA QUE NOS AYUDE A BAJAR DE PESO
PRIMER MODO PARA BAJAR DE PESO
Ingredientes
  • 1 alcachofa cocida, que esté blandita.
  • 2 rodajas de piña.
  • 4 almendras.
  • El jugo de medio limón.
  • Un vaso del agua con la que hemos cocido la alcachofa.

Preparación
Puede que esta combinación te sorprenda, pero te aseguramos que es tan sabroso como saludable y efectivo para perder peso. La piña es una fruta más que apropiada para depurar y ayudarnos a perder grasa y, al combinarla con un poco de limón y la alcachofa, lograremos acelerar aún más el efecto.
Las almendras te aportarán magnesio, excelente para darte energía y cuidar de tus huesos y músculos. Aderezará este licuado saludable para que puedas iniciar el día del mejor modo posible. Lo primero que haremos será cocer la alcachofa. Una vez esté blandita, retírala, pero reserva el agua.
Ahora nos vamos a la licuadora, mezclaremos la alcachofa con la piña y las almendras para obtener un licuado fino y agradable. Una vez lo tengas mezclado, añade el zumo de medio limón y un vaso del agua donde hemos cocinado la alcachofa. Lo que buscamos es un licuado, así que intenta que todos los ingredientes estén bien homogéneos.  Es ideal para tomarlo por las mañanas.
SEGUNDO MODO (TÉ DE ALCACHOFACON LIMON)
Ingredientes
  • 2 alcachofas.
  • Medio litro de agua.
  • El jugo de un limón.

Preparación
Este es el modo más clásico de perder peso con alcachofa: el agua que resulta de su cocción. Es muy fácil de hacer como puedes intuir, e incluso es posible que lo hayas probado en más de una ocasión. Cocina las alcachofas con el agua hasta que estén blanditas. Lo que nos tomaremos a lo largo del día será esta agua. Por su parte, la alcachofa puedes prepararla para cenar con un poco de aceite de oliva y vinagre de manzana, ya sabes que es deliciosa.
Mezcla el agua de alcachofas que hayas obtenido con el zumo de medio limón, para después tomar una tacita media hora antes de las comidas.


DIETAS DE ALCACHOFA PARA BAJAR DE PESO
Ensalada de alcachofas
Ingredientes
  • 2 alcachofas
  • 1 aguacate
  • Queso rallado
  • Limón
  • Pimienta
  • Aceite
  • Sal

Preparación
  1. Limpiar bien las alcachofas y sumergirlas en agua con limón.
  2. Pelar el aguacate y cortar su carne en dados.
  3. Una vez limpia las alcachofas, cortarlas en láminas y añadirle zumo de limón, pimienta y sal.
  4. Colocar el aguacate y las alcachofas en una fuente.
  5. Aderezar con aceite de oliva.
  6. Espolvorear un poco de queso rallado por encima.

Alcachofas con almejas
Ingredientes
  • 2 alcachofas
  • 100 gramos de almejas
  • Ajo
  • Media cebolla pequeña
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada pequeña de harina
  • 1 cayena
  • Medio vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil

Preparación
  1. Cortar las alcachofas eliminando las partes duras, y manteniendo las partes más blandas y el corazón.
  2. En una olla, poner agua a hervir junto con perejil y sal.
  3. Cuando el agua esté lista, introducir las alcachofas y dejarlas hervir durante al menos 20 minutos.
  4. Escurrir bien con la ayuda de un colador y reservar.
  5. Pelar y cortar en trozos muy pequeños el ajo y la media cebolla.
  6. En una sartén con aceite de oliva, sofreír los ajos, la cebolla hasta que se hayan pochado. Incorporar también la hoja de laurel y la cayena para darle más sabor.
  7. Cuando esté la cebolla pochada, agregar la cucharadita de harina y tostarla un poco.
  8. Verter el medio vaso de vino blanco y mantener en el fuego hasta que el alcohol se haya evaporado totalmente.
  9. Añadir a la sartén medio vaso del agua de cocción de las alcachofas, las almejas y las alcachofas.
  10. Cocinar hasta que las almejas se hayan abierto.

Consejos para adelgazar
Independientemente del estilo de dieta que se elija, es importante tomárselo con calma. consejos fundamentales para que toda dieta consiga su objetivo, además, hay que acompañar esto con el ejercicio físico para quemar calorías. En caso contrario los kilos perdidos se recuperan pronto, he aquí consejos fundamentales para que toda dieta consiga su objetivo.
CONSEJOS
  1. La dieta debe ser variada. No hay que olvidar ningún grupo de alimentos. La alimentación ha de ser equilibrada. La regla consiste en no abusar de la cantidad de alimentos hipercalóricos e insanos.
  2. El régimen ha de ser suave. Las dietas rápidas que prometen la pérdida de muchos kilos a la semana, a la larga producen problemas de salud y se recuperan los kilos perdidos. Lo más saludable es perder entre medio y un kilo semanal.
  3. Hay que cenar pronto. Al menos dos horas antes de acostarse. Por la noche el metabolismo se ralentiza y los alimentos se acumulan como grasas más fácilmente.
  4. El agua es fundamental. Hay que beber mucho, unos dos litros diarios. El agua mantiene la línea porque no tiene calorías.
  5. La sal debe desaparecer. Basta con un poco. Comiendo los mismos alimentos sin sal se pierde peso y se gana en salud. Sin cambiar de alimentación se pierde volumen.
  6. Usar aceite de oliva en las comidas. Una cucharada al día no aporta muchas calorías y ayuda a mantenerse sano por sus ácidos grasos monoinsaturados.
  7. Las cantidades de comida ingeridas han de ser menores. Para perder peso se debe reducir el número de calorías diarias.
  8. Las grasas son enemigos de la dieta. Aportan demasiadas calorías. Por ello se recomienda cocinar al vapor, a la plancha y utilizar el microondas. La cocina natural además es más sana y mantiene mejor las vitaminas y minerales de los alimentos.
  9. La comida es un placer. Hay que disfrutar comiendo. La dieta no debe ser una tortura. Por ello es positivo variar los menús. Una dieta que hace sufrir no es una buena dieta.
  10. No picar entre horas. Hacerlo entre las comidas lo único que consigue es almacenar grasas y tira por tierra todos los esfuerzos por cumplir la dieta. Si no se puede evitarlo, lo mejor es comer trocitos de fruta, yogures descremados, que calman el hambre sin consumir calorías.
  11. Limitar el consumo de alcohol. Los licores tienen bastantes calorías. Hay que evitar su ingestión, sobre todo después de comer.
  12.  Masticar los alimentos tranquilamente. Comer despacio hace que se saboree mejor la comida y además consigue que se coma menos. El cuerpo reacciona con señales de saciedad a los veinte minutos de comenzar a comer. Así, se ingiere sólo lo necesario.
  13. El deporte es fundamental. El ejercicio físico siempre elimina grasas y quema calorías. Además tonifica el organismo. Es una garantía de salud.
  14. Hay que analizar las sensaciones. A veces se come por encontrarse deprimido, agobiado. La comida se suele convertir en un sustituto emocional y se come sin hambre.

VENTAJAS DE LA ALCACHOFA
La alcachofa puede convertirse en un excelente depurativo, ayudando a nuestro organismo a expulsar las diferentes toxinas y sustancias que no necesita, por lo que se utiliza mucho en dietas de adelgazamiento y de control de peso.
EFECTOS SECUNDARIOS
Aunque en general la planta no posee efectos secundarios, puede haber personas alérgicas a sus compuestos, por lo que no es recomendable para ellas su consumo.
CONTRAINDICACIONES DE LA ALCACHOFA
Se desaconseja su utilización en las lactantes, porque su uso conlleva la disminución de la producción de la leche. Tampoco están recomendadas en pacientes con piedras en la vesícula.