PROPIEDADES MEDICINALES DE LA MENTA

USOS MEDICINALES DE LA MENTA
MENTHA PIPERITA
                                                         

La menta es una planta medicinal y aromática perenne que pertenece a la familia de las Labiadas originaria del Mediterráneo con acción digestiva, antiinflamatoria, expectorante, carminativa, antiespasmódica, aperitiva, antigripal, colerética, antiséptica, mucolítica, antirreumática, analgésica, antibacteriana, colagoga, antitusiva, antifúngica y descongestionante de las vías respiratorias.

La menta se puede usar de forma interna en infusión, aceite esencial (debe tener una etiqueta que indique explícitamente que es apta para uso interno) y en tintura. Para usos externos de la menta la podemos utilizar en baños, vahos, aceite esencial, cataplasmas, etc.
La menta puede cultivarse en maceta o en tierra de jardín.


COMPONENTES PRINCIPALES DE LA MENTA
 los principales componentes son: ácidos, taninos, betacaroteno, el cineol o el limoneno, flavonoides, fenoles, taninos, fibra, vitaminas y minerales
La menta es una planta medicinal y aromática perenne que pertenece a la familia de las Labiadas originaria del Mediterráneo con acción digestiva, antiinflamatoria, expectorante, carminativa, antiespasmódica, aperitiva, antigripal, colerética, antiséptica, mucolítica, antirreumática, analgésica, antibacteriana, colagoga, antitusiva, antifúngica y descongestionante de las vías respiratorias.


PRINCIPALES USOS MEDICINALES DE LA MENTA

APARATO DIGESTIVO: actúa como un relajante natural del estómago y de las funciones hepáticas. Tomar un brebaje hecha con la infusión de hojas secas cuando aparezcan los primeros síntomas. Puede endulzarse con miel o azúcar. Para preparar un té que alivie los dolores de estómago, mezclar a partes iguales, en medio litro de agua, hojas de menta, hojas de bálsamo de limón y un par de semillas de hinojo. Dejar hervir durante unos minutos, filtrar la preparación y beber un vaso diario.
MENTA PARA TOS GRIPE Y RESFRIADO: la menta tiene efecto descongestionante, expectorante y antiséptico, una combinación de propiedades medicinales excelentes para mejorar los síntomas de la, gripe y resfriado de forma natural. Otra gran cualidad de la menta es la de aliviar la tos incluso si hay espasmos.

BRONQUITIS: su contenido en ácido acético y ácido ascórbico ayuda a disolver las mucosidades de los bronquios y facilita su expulsión. Todo ello determina que pueda utilizarse para el tratamiento de bronquitis. Hacer una infusión durante 10 minutos, de una cucharada de la planta seca, y beber un par de vasos al día.


OJOS: Gracias a sus propiedades antioxidantes previene la aparición de las cataratas mediante la realización de una infusión de una cucharadita de la planta seca, por vaso de agua. Beber un par de tazas al día.

TRANQUILIZANTE: Sirve para calmar las palpitaciones cardíacas, los estados de estrés y ansiedad, los nervios y el insomnio. Se recomienda antes de ir a dormir beber agua caliente con unas gotas de la esencia de menta.

HALITOSIS: la infusión de una cucharadita se la planta seca, por vaso de agua, ayuda a contrarrestar el mal aliento que dejan algunos alimentos. Beber dos vasos diarios o realizar enjuagues bucales con la misma infusión.
La menta es una planta medicinal y aromática perenne que pertenece a la familia de las Labiadas originaria del Mediterráneo con acción digestiva, antiinflamatoria, expectorante, carminativa, antiespasmódica, aperitiva, antigripal, colerética, antiséptica, mucolítica, antirreumática, analgésica, antibacteriana, colagoga, antitusiva, antifúngica y descongestionante de las vías respiratorias.
FLATULENCIAS: gracias a su acción carminativa, la infusión o tintura de menta es un remedio natural para prevenir y aliviar los gases del tubo intestinal y la hinchazón.
DOLOR DE CABEZA : el dolor de cabeza, ya sea migraña o jaqueca, puede estar ocasionado por cientos de causas diferentes. Las malas digestiones y el mal funcionamiento de nuestro sistema digestivo es una causa del dolor de cabeza o cefalea. La menta es una planta medicinal que puede prevenir y aliviar los dolores de cabeza cuyo origen está en una mala digestión.
MEJORA LA CIRCULACIÓN: La menta tiene propiedades anticoagulantes, siendo muy buena para mejorar la circulación de la sangre y tratar diferentes trastornos derivados de esto, como ser, la hinchazón de las piernas, las várices, etc.
Los estudios han demostrado que tan pronto como el vapor del aceite esencial toca el extremo de las terminaciones del nervio olfatorio, hay un aumento en la circulación de sangre y pulso casi instantáneo. El efecto estimulante de la circulación aumentada de la sangre ayuda a oxigenar los órganos del cuerpo y aumentar el metabolismo, además de oxigenar el cerebro. Esto nos lleva a la función cognitiva superior y protección contra enfermedades degenerativas neurológicas como enfermedad de Alzheimer y la demencia. Además, la circulación aumentada de la sangre puede prevenirse a los pacientes diabéticos de las complicaciones que ya están en riesgo debido a los desequilibrios del nivel de glucosa.

MENTA PARA LA FATIGA: esta hierba medicinal se utiliza para combatir la fatiga mental y física e incluso para los periodos de convalecencia. Al tener acción estimulante resulta ser un remedio natural muy útil para mejorar estos casos.
La menta es una planta medicinal y aromática perenne que pertenece a la familia de las Labiadas originaria del Mediterráneo con acción digestiva, antiinflamatoria, expectorante, carminativa, antiespasmódica, aperitiva, antigripal, colerética, antiséptica, mucolítica, antirreumática, analgésica, antibacteriana, colagoga, antitusiva, antifúngica y descongestionante de las vías respiratorias.
MENTA PARA LOS HONGOS DE LA PIEL Y UÑAS: una de las acciones de la menta es antifúngica, es decir, que elimina los hongos. Para estos casos se aplica de forma tópica un emplasto con menta o bien aceite esencial de menta mezclado con un aceite base si es en la piel (dermatomicosis), o se puede aplicar el aceite esencial directamente con un bastoncillo o gasa si queremos eliminar los hongos de las uñas (pie de atleta).

MENTA PARA ECZEMA, DERMATITIS Y URTICARIA : la menta puede aliviar los casos de eczema y de urticaria si la aplicamos de forma tópica y local. Incluso, para aprovechar sus propiedades antisépticas, podemos utilizar la infusión de menta para limpiar heridas y picaduras de insectos y para aliviar el picor de éstas últimas.
MENTA PARA NEURALGIAS: los dolores cuyo origen son de tipo neurológico pueden ser aliviados con la menta y se puede usar tanto de forma interna (en infusión o tintura) como de forma externa (uso tópico con aceite esencial o con CATAPLASMAS).
MENTA PARA LA INFLAMACIÓN Y EL DOLOR: para casos de golpes, esguinces, torceduras, y también pueden aprovechar su acción antiinflamatoria personas con artritis y en general con dolencias agudas y crónicas que incluyan la inflamación como síntoma o consecuencia.
ES AFRODISÍACA: Se cree que la menta se puede usar para aumentar la libido y el deseo sexual debido a sus efectos estimulantes y tonificantes.

ALIVIA LAS HEMORROIDES. Un baño de asiento con hojas de menta sirve para aliviar el dolor, inflamación o picazón de las almorranas, debido a las propiedades astringentes y anti-inflamatorias de la planta.

ALIADA EN LA SALUD SEXUAL FEMENINA: Al tener más de 30 propiedades antisépticas, se puede aprovechar la menta para el uso externo en las mujeres y tratar infecciones vaginales tales como vulvo vaginitis, vulvitis, vaginitis o flujo vaginal. Alivia la picazón y el escozor. Se deben hacer baños o lavados con una infusión de esta planta.
CONTRAINDICACIONES Y USO SEGURO DE LA MENTA

Debido a su efecto estimulante, tanto la infusión como la tintura y el aceite esencial de menta pueden producir insomnio en algunas personas si se usa por la noche.
No está recomendado el uso de aceite esencial de menta de forma interna durante el embarazo y la lactancia ni tampoco en niños menores de 6 años.
No debe ser utilizada en personas que tengan problemas de hernia de hiato o acidez producida por problemas de reflujo. la capacidad de la menta de relajar la válvula esofágica puede empeorar el reflujo de ácidos, tampoco debería ser utilizada si la persona afectada presenta cálculos renales y de la vesícula.
No se debe usar el aceite esencial directamente sobre la piel, se debe mezclar con un aceite base como por ejemplo el aceite de almendras dulces, aceite de argán, aceite de oliva o incluso aceite de coco.


Esta es información general. Antes de usar esta planta en cualquiera de sus formas consulta con un profesional de la salud que conozca tu historial médico y pueda aconsejarte lo mejor en tu caso particular.