BENEFICIOS DEL LIMÓN PARA LA SALUD

ENTÉRATE DE LAS PROPIEDADES QUE DESCONOCÍAS DEL LIMÓN

Nombre científico: Citrus limonum Risso, Citrus limon (L.) Burm


Componentes activos: Los principales componentes son:
  1.  flavonoides: hesperidósido, limocitrina en el pericarpo de los limones españoles.
  2.  Ácidos: Ascórbico (Vitamina C ), cítrico ; caféico ( fruto ) 
  3.  Aceite esencial : rico en isopulegol, alfabergamoteno, alfa     pineno, alfa terpineno, alfa tujeno, beta bisolobeno, beta      bergamoteno, beta felandreno, citral, limoneno y sabineno, ( en el fruto, fundamentalmente de los limones de California) 
  4. Cafeína ( hojas) 
  5.  Pectina 
  6. Minerales: potasio y calcio 



El limón es una de las frutas más utilizadas en todo el mundo para combatir enfermedades, curar heridas y como aliado de belleza, este cítrico tiene poderes que van más allá de ayudar a sanar un resfriado o una gripe. Entérate de las propiedades que desconocías.

Todos los cítricos son valiosos y ricos en vitamina C, pero el limón es quizás el que ofrece más beneficios porque suma otras cualidades. Básicamente, su poder curativo se debe a su bajo contenido energético, a su nivel equilibrado en sodio y potasio y obviamente, a su alto valor en vitamina C.
Natural y poderoso

El limón no tiene efectos secundarios, es abundante, económico y ayuda a aliviar muchas dolencias. Para obtener más jugo, es mejor que esté a temperatura ambiente y no en el refrigerador. El modo de uso es muy variado: se puede tomar solo o con agua, hacer gárgaras o aplicar en forma de compresas.

Fortalece las defensas

Es antibacteriano y antiséptico. Aparte de la vitamina C, el limón contiene vitaminas B y vitamina E y varios minerales: potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso. Consumirlo refuerza el sistema inmunológico, ya que estimula la actividad de los glóbulos blancos.


 Mejora la circulación

Sus ácidos cítricos ayudan a oxidar y a eliminar las grasas que obstaculizan el trabajo del corazón y también neutralizan las sustancias tóxicas de la sangre. Buen aliado para cuidar el funcionamiento de todo el sistema cardiovascular, es indicado en casos de arteriosclerosis e hipertensión arterial.


Combate la hipertensión

Al contener un alto nivel de potasio y muy bajo contenido de sodio, ayuda a combatir la presión arterial alta. La Asociación Americana del Corazón aconseja aderezar las comidas con limón para bajar el consumo de sal. Además de darle buen sabor, agrega su riqueza vitamínica.


 Es buen digestivo

Es un gran estimulante del flujo de saliva y de los jugos gástricos, cualidades que hacen más fácil la digestión. Ayuda a combatir la dispepsia y el estreñimiento. Se cree que es un buen antiparasitario natural, y además de combatir la inflamación intestinal, funciona como calmante de espasmos.
Bálsamo hepático

Muy popular para inflamaciones del hígado y de la vesícula, dado que estimula la secreción biliar y ayuda a metabolizar rápidamente las grasas. Se cree que elimina las toxinas y que un buen método depurador del organismo es beber zumo de limón durante todo un día para desintoxicarse. 


Contra la gripe y resfriados

¿Quién no ha bebido un té con limón caliente para aliviar un resfriado o una gripe? Debe ser tal vez, junto a la miel, el remedio casero más usado del mundo para combatir estos males. Fortalece las defensas, depura el organismo y aporta una dosis de vitamina C, necesaria para poder sanar más rápido.

Eficaz antiséptico

Se le reconoce también un potencial antibacteriano y cicatrizante. Se lo utiliza para desinfectar cortes, heridas y picaduras de insectos; para aliviar erupciones y combatir el acné. Es un buen remedio casero para curar llagas en la boca y neutralizar las molestias de los herpes orales.


Contra los dolores

El cítrico perfecto para aliviar problemas reumáticos y de articulaciones. Su jugo disuelve las toxinas y los cristales que causan la gota, otorgando bienestar y alivio. Su poder alcalino lo convierte en un aliado eficaz para aliviar la ciática, lumbago y dolores en las articulaciones.


Cura la garganta

No sólo para la gripe y resfriados, sino para otras molestias como bronquitis, amigdalitis, o dolor intenso de garganta, la cura con zumo de limón y miel es universal. Además de agregarlo al clásico té, se pueden hacer gárgaras o buches con su jugo: produce un alivio rápido y aporta vitamina C.


Ayuda a adelgazar

Además del hecho de que el mayor componente nutricional del limón sea el agua con un valor calórico bajo (44Kcal/100g), Ocón asegura que el limón “contiene una cantidad importante de fibra dietética, fundamentalmente pectina, que puede ralentizar el vaciado gástrico, favoreciendo la sensación de saciedad y evitando una ingesta excesiva de otros alimentos”. La experta recomienda consumir agua de limón dentro del contexto de una dieta hipocalórica equilibrada.


Favorece la cicatrización de las heridas:  

El limón aporta una gran cantidad de vitamina C, potasio y otros minerales y vitaminas, como el calcio, el magnesio y el ácido fólico. Según Ocón, “la vitamina C posee un efecto antioxidante y es indispensable en la producción de colágeno, el cual es necesario para la reparación de tejidos pudiendo mejorar la cicatrización de las heridas cutáneas”.



Ayuda a prevenir el cáncer

Otros componentes no nutritivos que contiene el limón son ciertos compuestos fenólicos, como los ácidos cafeico y ferúlico, así como algunos flavonoides , como la hesperidina, que poseen un efecto antioxidante y pueden llegar a inhibir la actividad carcinogénica.